En los últimos años ha crecido enormemente el interés en productos relacionados con el CBD por lo que conviene entender perfectamente qué es, para qué se utiliza y cómo funciona. Queremos arrojar un poco de luz sobre este tema para ayudar a conocer más esta sustancia y su uso.

El Cannabidiol, conocido como CBD, es una sustancia que se encuentra en las plantas del cannabis y del cáñamo. Este fitocannabinoide se crea a través de la descarboxilación de ácido carboxílico conocido como CBDA. Para hacerlo sencillo, el CBDA necesita ser expuesto al calor durante un periodo largo de tiempo antes de convertirse en Cannabidiol. Este proceso puede llevarse a cabo mediante la exposición al tiempo cálido o al calor en unas instalaciones preparadas para el cultivo. 

¿El CBD puede "colocar"?

Una de las preguntas más comunes relacionadas con esta sustancia es si puede "colocar" produciendo un efecto como puede hacerlo otra de las sustancias que se encuentran en el cannabis, el THC. La respuesta es que, aunque ambas son sustancias similares, su composición química es distinta. El THC es un componente psicoactivo, mientras que el CBD no lo es, por lo que no produce dicho efecto.

¿Dónde se puede encontrar?

El Cannabidiol así como otros cannabinoides se encuentran principalmente en las hojas y las flores de las plantas de cáñamo y de marihuana, en una parte que se conoce como tricomas. Las plantas de cannabis desarrollan tricomas para protegerse de los rayos ultravioletas del sol, de los vientos fuertes, de los insectos y de otros parásitos. Los tricomas, que son básicamente glándulas de resina contienen CBD y THC además de una amplia variedad de cannabinoides, flavonoides y terpenos. El color del tricoma muestra el ciclo de vida de cada planta. Por lo general, cada planta pasa por las mismas fases. Cuando los tricomas son claros o transparentes, indica que la planta está en su fase inicial de crecimiento y requiere mucho más tiempo para desarrollarse. Cuando se vuelve de un color lechoso indica que la planta está en su segunda fase de crecimiento. Es en esta fase cuando tiene disponibles los niveles más altos de Cannabidiol y demás cannabinoides. Cuando el color pasa a ser ámbar, es un indicativo de que la planta ha llegado a su tercera fase de crecimiento. Es en esta fase en la que el THC se convierte progresivamente en otro fitocannabinoide conocido como CBN.

¿Cómo funciona el Cannabidiol?

Los cannabinoides interactúan con el cuerpo humano así como con los animales debido al hecho de que disponemos de un sistema endocannabinoide. Este sistema se compone de dos partes claves, los endocannabinoides y los receptores endocannabinoides. Los cannabinoides del cannabis poseen una composición química similar a los endocannabinoides que poseemos los humanos y los animales. Lo que hacen los cannabinoides es indicar al cuerpo que utilice los endocannabinoides que produce de manera natural, en lugar de ligarlos a un receptor.

¿Por qué utilizar el Cannabidiol proveniente del cáñamo?

Mientras que en el CBD proveniente de la marihuana puede encontrarse porcentajes más altos de THC, en el proveniente del cáñamo solamente puede contener un máximo de 0.2% de THC. Lo que hace que solamente proporcione los efectos relajantes de esta sustancia, sin la posibilidad de que se puedan sufrir los efectos psicoactivos presentes en el THC.

¿Es recomendable para mí?

Muchas personas se preguntan en algún momento si el CBD es una buena opción en sus circunstancias personales relacionadas con su salud. Obviamente, puede no ser lo más recomendable para todos los casos, como por ejemplo para personas que tengan la tensión arterial baja o que estén tomando una gran cantidad de medicación recetada por su especialista, debido a alguna enfermedad o dolencia.

Pese a que mucha gente busca sustituir sus medicaciones habituales por esta sustancia natural, lo mejor es siempre consultar con un médico de cabecera antes de tomar decisiones importantes relacionadas con todo lo concerniente a la salud. Tomar una alta cantidad de Cannabidiol puede afectar el modo en el que el cuerpo metaboliza otros medicamentos. Esto puede conllevar un aumento o disminución de la potencia y la efectividad de otros tratamientos con los que interactúe.

Debido a que el cannabis y los cannabinoides llevan poco tiempo mejorando su valoración a nivel social, existen pocas investigaciones aún sobre cómo interactúa el CBD con diversos medicamentos. Por ello, hasta poseer mayor información sobre este tema, siempre es mejor actuar de manera precavida siendo recomendable probarlo de manera gradual. 

¿Cómo puedo averiguar qué producto es el apropiado para mí?

Ahora que ya sabemos a grandes rasgos lo que es el Cannabidiol, podemos pensar en lo siguiente, que sería, ¿qué producto es el adecuado para mí? Todo se suele reducir a un proceso de ensayo-error. Existen líquidos para el vapeo que contienen Cannabidiol, además de aceites y otro tipo de productos. Normalmente un mismo producto puede funcionar muy bien con una persona y mal con otra, sin que exista necesariamente una razón. Es un proceso que puede resultar un tanto frustrante pero que merece la pena para encontrar el producto que vaya bien con las necesidades específicas de cada uno.

Conclusión

En definitiva, hay mucha información sobre el CBD que cualquier persona debería conocer. Entre ella, por ejemplo, que es un fitocannabinoide no psicoactivo que se encuentra de manera natural en las plantas de cáñamo y marihuana. Que es prácticamente imposible tener la sensación de estar "colocado", ya que se saca de la planta del cáñamo y contiene un máximo del 0.2% de THC. Que es importante que cualquier persona que esté tomando medicación o sufra de tensión baja debería consultar con un experto en medicina antes de usar productos relacionados con esta sustancia, y por último, que requiere paciencia encontrar el producto que vaya mejor con nuestras circunstancias particulares.